Ser mamá en prisión

El amor de una mamá es incondicional, no conoce de límites ni de tiempos. Es por eso que nos gusta escoger un día del año para hacerlo especial para ellas. Un día para recordarles lo mucho que las queremos y lo especiales que son en nuestras vidas. Es un día en donde las consentimos, las llevamos a comer a su restaurante favorito, les damos flores, chocolates, regalos. Un día en donde se reúne toda la familia para festejarlas y agradecerles todo lo que hacen por nosotros.

Sin embargo, este 10 de mayo no es igual para todas las mamás. Tuvimos la oportunidad de platicar con algunas de las tejedoras de La Cana sobre lo que significaba para ellas este día, y nos demostraron que no existen rejas que impidan que el amor de mamá sea incondicional e infinito. Sin importar donde se encuentren o cuánto tiempo vayan a estar lejos.

Éstas mujeres han tenido que ver crecer a sus hijos a distancia, en visitas esporádicas, mientras que muchas de ellas simplemente esperan que estén bien donde quiera que se encuentren.

Son mamás que viven los momentos importantes a través de una foto o de una llamada telefónica, pero que no por eso dejan de emocionarse por sus logros y preocuparse por sus problemas.  

Son mujeres luchonas que, sin importar en la situación que se encuentren o los errores que hayan cometido en el pasado, hoy han logrado a través de un trabajo digno, enviar ayuda económica a sus familias para que sus hijos puedan tener educación, comida y ropa.

Mamás que intentan todos los días, a través de sus creaciones, dar el ejemplo que quizás ellas no tuvieron en cuanto a honestidad en el trabajo, pero que buscan sobre todas las cosas enorgullecer a sus familias con el giro que le han dado a su vida.

 Muchas de ellas están esperando recibir la visita de sus familiares en este día tan especial preparando cartas, regalos, y muy emocionadas de que puedan ver los productos en los que han estado trabajando. Algunas otras saben que la visita no llegará, pero no por eso dejan de tener la esperanza de que algún día puedan compartir este día con los suyos.

Esta carta es para honrar a todas esas mujeres que el día de hoy no pueden estar acompañadas de sus hijos, pero que sin importar las circunstancias siguen mandando todo su apoyo y amor incondicional que tanto caracteriza a todas las mamás.

 

Porque el amor de una mama no conoce muros…. ¡Feliz día de las madres!

 

 

 

Un comentario

Hermosa carta. Hermosa labor.
¡Felicidades!

Carolina Ayón Rios mayo 14, 2019

Comentar

Shop now